Blogs más recientes

Un buen manejo del clima laboral dentro de un restaurante, es una inversión redituable a corto plazo

Como empresarios, es importante mantener un ambiente laboral controlado entre nuestros colaboradores, ya que éste es la clave para el éxito o fracaso de un restaurante a pesar de que ofrezcamos un servicio o producto excelente; dependen muchos factores como el sueldo, trato de los superiores al personal y seguridad entre otros, y estos influyen en gran medida en las actitudes y el comportamiento de nuestros trabajadores hacia los clientes, quienes pueden llevarse una buena o mala experiencia, dependiendo del grado de motivación de ellos,  quienes son los encargados de atenderlos.

En general los clientes de restaurantes se identifican primeramente por el servicio que reciben y en segundo lugar el tipo de comida, mobiliario y decoración, es por eso que el clima laboral es de vital importancia para este tipo de empresas. Al tener nuestra plantilla de empleados satisfechos, la productividad de ellos aumenta y automáticamente se refleja en las utilidades e incluso en el posicionamiento dentro de la mente de nuestros consumidores. Si la atmósfera de trabajo es adecuada se reducen una gran cantidad de errores y las propinas para los meseros aumentan.

Un mal ambiente laboral puede crearnos problemas como discusiones entre empleados, rotación frecuente de personal, una mala comunicación interna, estrés, mala atención, disminución de clientes y malos comentarios en redes sociales; por ello debemos dar más importancia a detalles que pueden pasar desapercibidos y que quizás para nosotros no puede ser de gran relevancia pero que son importantes para mantener en orden el clima laboral que existe en nuestro negocio. Pero muchas veces no sólo depende de nosotros sino que también del estado de ánimo con el que comienza su día el empleado, así como hay personas que  llegan a laborar con la mejor actitud, tenemos aquellas que llegan con sus problemas personales al trabajo y esto se refleja en resultados negativos. Es nuestra responsabilidad el detectar estos casos y tratar de controlar esto de la mejor manera posible.

La relación personal entre compañeros y de los clientes, la manera en que los superiores tratan a los colaboradores, el lugar en que desarrollan sus labores, son algunos de los aspectos que definen el clima en que trabajamos. Podemos construir un régimen estricto pero a la larga esto nos generará más problemas que aciertos. Debemos de ser cuidadosos ya que los empleados son el motor de la empresa y si ellos no funcionan dentro de las condiciones anímicas correctas la empresa tampoco lo hará.

El construir un clima laboral ideal es algo que obtendremos a futuro un resultado positivos para nuestra empresa. Debemos ser flexibles en pequeños aspectos con nuestro personal cuidando de sus necesidades en su área de trabajo, atendiendo sus quejas, capacitándolos para su crecimiento laboral y hacerlos sentir que nuestro restaurante es su segundo hogar; estos son puntos que harán que el empleado se sienta cómodo de estar en la empresa, disminuirá las fallas y siempre tendrá una actitud positiva en cuanto a su trabajo, todo esto sin dejar atrás el servicio que se ofrece al cliente.

Semanalmente es necesario realizar una junta semanal con toda la plantilla con el fin de corregir errores y trabajar en áreas de oportunidad, y de esta manera construir el mejor ambiente posible de trabajo para ellos y que perduren en la empresa siempre dando mayores y mejores resultados, que van desde satisfacción por su trabajo, adaptación, conductas constructivas, ideas creativas que promuevan la mejora de su área, alta productividad, baja rotación y logro de resultados y metas.

Los equipos de trabajo son la parte más importante de un restaurante y una de las principales causas del mal ambiente que pueda haber dentro de la empresa es la falta de liderazgo, malos tratos y la toma de decisiones no adecuadas para el bienestar del personal, es por esto que debemos insistir en que las cabezas de cada equipo tengan la mejor actitud hacia ellos, los capaciten y sean lo más comprensivos posible con respecto a las dificultades que se puedan presentar en el trabajo diario.

Para que un restaurante pueda ser más exitoso que sus competidores se debe aprovechar al máximo el recurso humano y esto sólo se llevará a cabo teniendo un buen clima laboral tomando en cuenta aspectos como la independencia del colaborador para realizar ciertas tareas, el ambiente físico y climático, que cada quien tenga un lugar adecuado y seguro para desempeñarse, el grado de madurez para comunicarse con sus compañeros y la calidad en las relaciones personales dentro de la empresa.

Siempre motivar, es la palabra más valiosa que podemos mantener en nuestra mente. Debemos hacer sentir a nuestros trabajadores que son tomados en cuenta y motivarlos constantemente, esto lo podemos lograr mediante una remuneración nominal, hacer una campaña para destacar a los elementos que han cumplido con los objetivos semanales o mensuales, o incluso felicitarlos en la junta semanal por el gerente, estos pequeños detalles tendrán efectos positivos y hará que el colaborador tenga una mejor actitud y perspectiva de la empresa al sentirse valorado como un elemento fundamental para el restaurante.

El factor del salario juega también una parte importante en el desempeño de los trabajadores ya que si se les otorga un sueldo bajo es muy probable que el rendimiento sea bajo o nulo, así como si se tiene una remuneración alta la productividad será baja de igual manera al sentirse seguros y no tener la necesidad de dar un esfuerzo extra por sus tareas, es por eso que hay que buscar un equilibrio entre lo justo y motivador para que el colaborador se sienta seguro en su trabajo y tenga una actitud positiva.

Por último, dejamos las 8 reglas que deben regir en nuestro restaurante:

  1.    Autonomía: Debemos estimular la capacidad de nuestros empleados a ser autosuficiente y tomar iniciativa propia en aspectos en que se requiera.
  2.    Cooperación y apoyo: Entre los miembros de nuestra plantilla para que exista el compañerismo, cordialidad y apoyo a su desarrollo.
  3.    Reconocimiento: Reconocer el trabajo y desempeño.
  4.    Organización y estructura: Los procesos de trabajo bien organizados, coordinados claros y eficientes.
  5.    Innovación: Animar a nuestros colaboradores a aportar nuevas ideas, métodos y procedimientos para un cambio positivo.
  6.    Transparencia y equidad: Valorar el desempeño y oportunidades de promoción.
  7.    Motivación: Poner pone énfasis en el buen desempeño y una actitud destacada.
  8.    Liderazgo: El comportamiento siempre acertado y respetuoso de los líderes de cada área y su relación con el resto de los empleados.

Siempre debemos de recordar que en nuestro negocio debemos ofrecer a los clientes un  espacio donde encontrar bienestar y un ambiente agradable, por lo que es necesario que nuestro personal los haga sentir como en casa, lo que hará que estemos a unos pasos de tener un restaurante exitoso. De la mano de Magia & Mueble podrás crear el ambiente que tanto buscan tus clientes. Comunícate con nosotros, te asesoramos y te cotizamos lo que más se adapte a tu gusto y necesidades.