Blogs más recientes

La Magia de la Revolución Mexicana

Era el año 1876, el gobierno de Porfirio Díaz acababa de empezar y los extranjeros veían a México como una tierra de oportunidades y prosperidad. En la capital del país, en la esquina de San Juan de Letrán y Av. Juárez, las hermanas Boulangeot originarias de Francia decidieron abrir una pastelería exclusiva para la crema y nata de la sociedad mexicana.

El lugar fue bautizado como “La Ópera” y después de 19 años de éxito comercial, el negocio se convirtió en una cantina y se mudó a la Esquina de la Av. 5 de Mayo y Filomeno Mata; lugar en el que se encuentra actualmente. De entre sus clientes más frecuentes se encontraban el presidente electo: Don Porfirio Díaz y su esposa Carmelita Romero Rubio. Se corrió la voz de la existencia del lugar y desde ese entonces los comensales de “La Ópera” eran políticos mexicanos de alto renombre.

En 1910, los mexicanos hartos de la tiranía de Porfirio Díaz, liderados por Francisco I. Madero hundieron al país en una Revolución. Trabajar en el gobierno se convirtió en uno de los trabajos más peligrosos y los clientes de “La Ópera” pasaron de ser economistas, políticos y artistas de la época a sombrerudos con carrilleras y machetes.

Cuenta la leyenda, Doroteo Arango, mejor conocido como Pancho Villa escuchó rumores sobre una cantina donde fluye el Tequila como río y que todo buen comandante mexicano tiene que visitar por lo menos una vez en su vida. No es secreto que al General Villa le gustaba hacer notar su presencia. Por lo que al entrar a la cantina, desenfundó su pistola y apuntando a un techo de color anaranjado crema disparó cuatro balas al aire.

Con el paso del tiempo “La Ópera” se ha convertido en una de las cantinas de mayor categoría de México, dónde presidentes y diplomáticos han hecho tratos, dónde artistas han encontrado su inspiración y dónde parejas han reencontrado el amor. Todo esto, debajo de las balas de la Revolución Mexicana que siguen incrustadas en el techo de la cantina.

“La Ópera” está ambientada como una cafetería francesa del siglo XVII por lo que la hace una atracción única para todos aquellos que desean vivir una nueva experiencia gastronómica sin salir de la ciudad. ¡Tú también puedes darle un toque único a tu restaurante! Con los productos personalizables de Magia & Mueble llena a tu negocio con el encanto único mexicano.